Orientación profesional

El desarrollo de carreras profesionales coherentes

Si se excluyen instantes prodigiosos e individuales que el destino puede donarnos, amar el propio trabajo (que lamentablemente es privilegio de unos pocos) constituye la mejor aproximación concreta a la felicidad sobre la tierra: pero ésta es una verdad que no muchos conocen.
P. Levi

Cualquier persona que trabaja en una organización sabe cuánto este objetivo sea difícilmente alcanzable encomendándose exclusivamente a la natural evolución/selección de las personas que allí trabajan. La organización tiene que hacerse cargo de su personal, proveyendo el soporte necesario para que ellas puedan descubrir, reconocer y seguir, en su experiencia de trabajo, el "hilo conductor” coherente en síntesis para distinguir "entre sueños y objetivos".

HDU colabora con sus clientes para gestionar las diferentes situaciones en que es necesario sostener las personas en el hacerse cargo de su recorrido de integración en la estructura organizativa y social y de realización de las propias potencialidades: selección, transiciones profesionales, self-development, placement.

Son situaciones que hallamos cada vez más frecuentemente en cuanto naturales consecuencias de los cambios del trabajo y las organizaciones a las que estamos asistiendo en estos últimos años. Ante todo existe la dificultad de las organizaciones de asegurar o proporcionar a los trabajadores los tradicionales soportes a la carrera y la larga permanencia hasta la jubilación. En este contexto se les atribuye a las personas mayores responsabilidades sobre el propio futuro profesional en una óptica de self-management, término con el cual queremos incluir todas las características del Self.

Incluso compartiendo la misma situación algunas organizaciones han elegido una línea pragmática privilegiando las elecciones dirigidas a solucionar los problemas inmediatos, otras han adoptado perspectivas más estratégicas, queriendo también satisfacer las exigencias a mediano y largo plazo e implicándonos en la planificación y en la realización de intervenciones de evaluación, desarrollo, formación del propia "capital humano".

El proceso de asesoramiento

Para satisfacer tales exigencias, HDU ha diseñado y realizado intervenciones innovadoras como los Development Assessment Center, con los siguientes objetivos:

  • garantizar el fit entre el perfil de competencias de la persona y el “puesto justo” en la empresa;
  • identificar y reforzar las competencias actuales en una óptica de orientación y desarrollo de las personas;
  • retener los potenciales presentes en la empresa;
  • crear los presupuestos para que las personas sean motivadas a dar lo mejor de sí mismas en el trabajo.

Los DAC están orientados al análisis y al desarrollo de las competencias consideradas estratégicas para la empresa y prevén según una metodología innovadora momentos de evaluación, seguidos por momentos de formación coherentes con las necesidades detectadas, y por ultimo un soporte personalizado en la construcción del proprio plan de desarrollo.

Los DAC se caracterizan por estar vinculados a metodologías y en las herramientas Giunti O.S., estandarizados sobre la población italiana y basadas en modelos reconocidos por la comunidad científica internacional, que, utilizados en auto y heteroevaluación, representan para los participantes importantes oportunidades de reflexión y desarrollo.

Los DAC se valen además de una interacción y cooperación completa entre assessor y entrenadores, que se alternan con sus diferentes expertise en la gestión del aula, de modo integrado pero no sobrepuesto, y trabajan juntos para ofrecer a los participantes feedback puntuales sobre sus competencias y estímulos para desarrollarlas, con el fin de orientarlos hacia una profesionalidad realmente coherente con sus características personales y motivacionales.

Con esta metodología, los participantes por un lado son llevados a adquirir mayor concientización de sí mismo, por el otro tienen la manera de aprender e interiorizar nuevos modelos, teorías y comportamientos que son necesarios para emprender concretamente el cambio, con el fin de iniciar un camino de desarrollo dirigido a fortalecer los puntos fuertes y a trabajar en las áreas de mejoramiento que han tenido modo de verificar durante la experiencia del DAC.