Valorizar los trabajadores maduros

La introducción de la reforma Fornero y el aumento de la edad de jubilación están mostrando solapas mucho más complejas y articuladas de lo que políticos, líderes y formadores de opinión habían asumido inicialmente. La normativa no ha implicado solo a los trabajadores próximos a la jubilación, como era fácil de imaginar, sino también las empresas en las que estos recursos trabajan.

El bloqueo en salida y la consiguiente ralentización en entrada, aumentando la edad media de los empleados, influyen fuertemente en la vida organizativa. Hoy, las organizaciones están llamadas por lo tanto a enfrentarse con una serie de nuevas e inminentes exigencias de gestión del propio capital humano.

¿Cómo ayudar a la motivación de las personas en una fase avanzada de su carrera profesional?

¿Cómo favorecer el desarrollo de las personas y de las competencias entre trabajadores maduros? ¿Cómo evitar el choque generacional dentro de las organizaciones (y de la sociedad) en presencia de estereotipos simplistas que valorizan los jóvenes como portadores de alta productividad a bajos costos y cuentan a los trabajadores maduros como disfuncionales y a altos costos?
¿Cómo realizar cursos de atención organizativa para los que ven su jubilación aplazada? Pero sobretodo, ¿cómo crear valor para la organización a través de cursos de activación y motivación de los trabajadores adultos superando el modelo de carrera profesional para favorecer en cambio el autoempresariado y la concientización de sí mismo en beneficio de los planes de autodesarrollo?

Giunti O.S., desde hace más de 60 años acompaña a las organizaciones en el desarrollo de las personas, ha desarrollado metodologías e instrumentos que dan respuestas eficaces a estas demandas y permiten de transformar la nueva urgencia en oportunidad, transformando en valor empresarial la contribución de los ya disponibles recursos en la organización. 

Las soluciones