Desarrollar equipos

Las últimas décadas han visto derrumbarse las reglas clásicas organizativas. El modelo burocrático, basado en el control mecánico y en la aplicación aséptica de la regla, ha vacilado con el impacto de cambios socio-organizativos revolucionarios. Los nuevos mercados, las nuevas tecnologías y los nuevos clientes actúan, más o menos directamente, sobre los equilibrios empresariales demandando al mercado producido y servicios de calidad cada vez más elevada, a costos cada vez más bajos. La urgencia y la relevancia de esta solicitud han llevado a las empresas a replantearse a sí mismas.

El trabajo - primero dividido y fragmentado - ha sido organizado en grupos que, fuertes de habilidades y experiencias complementarias, son capaces de responder a desafíos complejos y heterogéneos.
Cada equipo se vale de recursos y competencias diferentes, de criterios y métodos de análisis alternativos, y de una creciente capacidad de las personas de colaborar cuando perciben un problema común…siempre que existan roles específicos y reconocidos, tareas definidas, participación e implicación, informaciones y objetivos compartidos.

¿Estás listo para organizar un equipo de trabajo realmente eficaz? 

Las soluciones