Aumentar la productividad

La productividad empresarial es definida genéricamente por la relación entre la cantidad de output y la cantidad de input. Los input, los factores necesarios para la producción y la erogación del servicio, están correlacionados y conectados al costo de las materias primeras, a la existencia de economías de escala, al progreso tecnológico y a la fuerza de trabajo. Adoptando políticas de saving sobre los input, la empresa debería registrar un proporcional incremento en la productividad.

¿Cuáles estrategias ha planificado tu empresa para hacer que sea constante el incremento de la productividad?
¿Y si el incremento de la productividad se transformara en un incremento de productividad de la fuerza de trabajo?

La no asunción de nuevos recursos no es la única acción posible para desarrollar la productividad actuando sobre los recursos humanos. Son fuentes de productividad todos tus colaboradores y todos tus empleados que, con sus peculiaridades y sus competencias, definen el potencial de la empresa.

El mejoramiento de las performance individuales y organizativas se convierta en un nuevo objetivo, un desafío contemporáneo, un modo innovador de gestionar los recursos humanos

Las soluciones