Apasionar los talentos

Que las tendencias del mercado afectan a las estrategias corporativas es un hecho. Que las tendencias del mercado afectan tanto los equilibrios organizacionales como el peso atribuido a los recursos humanos, es una crónica de estos años.

Si tuviéramos a disposición las agendas de los directores RR.HH de la última década descubriríamos que, en el 2008, sus prioridades se focalizaban en la selección y en el desarrollo del leadership.

Después de tan sólo 365 días, toda buena intención ha sido eliminada: la crisis económico-financiera ha obligado a las empresas a administrar, con brillante tempestividad, una situación de emergencia que se ha movido con disonancia y velocidades desconocidas. Desde el 2009 hasta hoy innumerables empresas han sido obligadas a reducir su fuerza de trabajo y, por lo tanto, a tomar decisiones.

Este desolador escenario ha puesto en auge el Talent Management, restituyendo a esta línea de estudio fuerza y vigor. La concientización que sean el capital intelectual, la flexibilidad y la innovación a crear valor competitivo ha definido nuevas prioridades en las direcciones de Recursos Humanos, llamadas hoy a individualizar los talentos, consolidar sus competencias, hacerlos crecer y apasionarlos.

¿Estás seguro que tu empresa sea capaz de fascinar y retener talentos?  

Las soluciones